© franciscan cyberspot

Franciscan Friary
St. Francis Str. 1
Jerusalem



The Custody
is present in:
Israel / Palestine
Jordan
Syria
Lebanon
Egypt
Cyprus
Greece

Buenos Aires
Milan
Naples
Palermo
Rome
Madrid
Washington

and
Commissariates
in various
countries
all around
the world


Escuelas cristianas en Tierra Santa
LA EXPERIENCIA FRANCISCANA DE EDUCACIÓN EN LA TOLERANCIA

Artemio Vítores, ofm

Convivencia” entre cristianos y musulmanes es una de las expresiones que más abunda en nuestro vocabulario moderno. A ella están unidas otras: "respeto, tolerancia y diálogo". A veces estos términos pierden su fuerza cuando se encuentran enfrentados a problemas reales: la prohibición del "chador" o velo islámico en las escuelas públicas francesas, la tensión causada por los atentados de los grupos fundamentalistas islámicos, la polémica ocasionada por la obligatoriedad de la clase de religión en las escuelas españolas y, más en general, la discusión la entorno al "choque de civilizaciones".

Esta situación ambivalente, conduce a algunos interrogantes fundamentales: ¿Qué educación hay que dar en las escuelas para que los seguidores de las diversas religiones se puedan integrar en la sociedad, sin que ello suponga la pérdida de su identidad, sobre todo religiosa? ¿Cómo respetar y hacer respetar los derechos fundamentales de todos, incluido el de la libertad religiosa?

TS school at Amman

Uno de los colegios de Tierra Santa - Amán

A las escuelas cristianas, especialmente católicas, de Tierra Santa, acuden estudiantes de otras religiones, especialmente musulmanes. ¿Cómo se integran los no-cristianos en una institución cristiana? Presentamos aquí la experiencia educativa de los franciscanos de Tierra Santa. La razón de esta elección es sencilla: los franciscanos, por su historia e iniciativas, han sido durante muchos siglos los pioneros en éste y otros campos. Lo decía Juan Pablo II, en su Carta con motivo del 150º aniversario de la restauración del Patriarcado Latino de Jerusalén (1847-1997): los hijos de San Francisco, gracias a su sacrificio, entrega y oración, "han puesto las bases sólidas de las múltiples actividades parroquiales, educativas y caritativas que existen actualmente en la diócesis patriarcal". Es verdad que se trata de escuelas privadas y el contexto socio político es muy diverso, pero la historia siempre enseña algo.


faces

Niños durante la asamblea escolástica de la mañana

El camino franciscano hacia una cultura para todos

Si exceptuamos la época de Solimán el Magnífico, el Imperio otomano y, más precisamente, su dominio sobre el Medio Oriente (1517-1917), fue nefasto en todos los campos. Fueron cuatro siglos en los que el afán recaudador de los gobernadores turcos no tenía límites. Su única preocupación era enriquecerse a toda costa, sin dar nada en cambio a favor de sus súbditos. El país llegó a niveles ínfimos de pobreza, de modo que la población disminuyó considerablemente. Para entender esta posición antisocial se puede citar la respuesta que dio un notable de Jerusalén a algunos visitantes occidentales que se lamentaban, entre otras cosas, del mal estado de las calles, y del poco interés por poner algún remedio. La respuesta fue: "si tengo dinero, lo empleo en comprarme una casa, un esclavo, un diamante, una hermosa yegua o una mujer". Los franciscanos tienen experiencias muy amargas en lo que se refiere a los Santuarios y la sed desmesurada de dinero de las autoridades turcas.

La falta de preocupación por el bienestar de la población local se manifestó en su total desinterés por la cultura y por la educación. Según los viajeros que visitaron Jerusalén, en 1830, sólo un 3% de la población sabían leer y escribir. Aunque quizás sea exagerada esa afirmación, lo cierto es que no se conocen escuelas del Gobierno hasta el 1892; es verdad que hubo algunas escuelas ligadas a las mezquitas, pero con pocos alumnos y la enseñanza se centraba sobre todo en el estudio del Corán




 

Please fill in our Guest book form - Thank you for supporting us!
Created / Updated Friday, 15 April, 2005 at 7:46:20 am by J. Abela, E.Alliata, E.Bermejo, Marina Mordin
Web site uses Javascript and CSS stylesheets - Space by courtesy of Christus Rex

© The Franciscans of the Holy Land

cyber logo footer