banner
betanja logo

© franciscan cyberspot


Menu

  * Textos
  * Localidad
  * Tradiciones
  * El Huerto

Iglesia

  *Siglo IV
  * Medieval
  * Noticias
  * Gruta

Espiritualidad

  *Heremitorio
  * Romitaggio



2. EL LUGAR
A view of Gethsemane

Vista de Getsemaní en el Valle
desde la muralla de Jerusalén

El recinto, donde Mateo y Marcos sitúan la Agonía y el arresto de Jesús, conoció, tanto en los manuscritos como en los escritos de los primeros peregrinos, diferentes lecturas; y, por parte de los exégetas, numerosas etimologías. La lectura más corriente, y hoy día aceptada, “Getsemaní”, presenta la forma, un poco helenizada, de dos vocablos hebreos Gath (Prensa, lagar) y shemânîm (aceites). Esta “prensa de aceites” (trujal) se hallaba al otro lado del torrente Cedrón (Jn 18,1), en el monte de los Olivos, o en la dirección del monte de los Olivos ( Mt 26,30; Mc 14,26; Lc 22,39). Parecido a la mayoría de los torrentes o wadis palestinos, el Cedrón es, de hecho, un valle seco y no recibe agua más que durante las fuertes lluvias del invierno. Este wadi, cuyo recorrido lleva, en la actualidad, diversos nombres, nace al noroeste de Jerusalén, bordea la ciudad por el este, por donde la separa del monte de los Olivos, se dirige hacia el sudeste y desemboca en el mar Muerto, al sur de Qumrán (Fig. 5).
Jesus in his solitudedetail of mosaic

Soledad de Jesús en Getsemaní - detalles del mosaico del ábside
La noche de su arresto, Jesús, acompañado de los once Apóstoles, salió de la ciudad para dirigirse a un lugar, que Mateo y Marcos llaman chôrion, heredad, campo, finca, villa y Juan kêpos, jardín, huerto, cercado. Era uno de aquellos recintos de olivos, típicos del paisaje palestino, probablemente provisto de un lagar.
Los exégetas se preguntan por los lazos de amistad que unían a Jesús con el propietario de esa finca. Además, para que el Señor se dirigiese allí, a menudo, con sus Apóstoles (Jn 18,2), el propietario no debía serle un extraño. Un suceso, que relata Marcos únicamente, a pesar de su contenido insignificante, pareció a algunos como un dato personal, una especie de firma: “Lo iba siguiendo un joven (después del arresto), envuelto sólo en una sábana, y le echaron mano. Pero él, soltando la sábana, se escapó desnudo” (14,51-52). Este joven, vestido con una simple sábana, ciertamente no podía vivir muy lejos. Pero, Marcos no dice que el suceso aconteció en el mismo Getsemaní. Si se trata del futuro evangelista, ningún dato seguro nos permite afirmar que su familia poseía la finca, aunque esta explicación parece muy admisible.
Los acontecimientos de Getsemaní se desarrollaron en puntos que es preciso discernir para comprender las primitivas tradiciones (Fig. 3 y 23).
Al llegar a Getsemaní, Jesús dejó ocho Apóstoles en un lugar, y se apartó con Pedro, Santiago y Juan, como un tiro de piedra, afirma Lucas. Con sus tres íntimos, que habían sido testigos de la Transfiguración, Jesús les pide velar con El, en esta hora de “tristeza” y de “angustia”,y se aparta un poco para rezar.
Aunque los textos no lo dicen explícitamente, es probable que Jesús llevara los tres discípulos con los demás; y, en medio de ellos, es como esperó la llegada de Judas.

spot of the suffering

El Señor sufrió la agonía en este lugar
según la tradición

Según Juan, Jesús “salió” (eksêlthen), para ir al encuentro de la patrulla y los guardias (18,4). Este vocablo parece situar el arresto fuera del huerto, donde Jesús había “entrado” (eisêlthen) con los Apóstoles (18,1). Tal es, además, la interpretación de numerosos exégetas. Pero Juan sitúa, algunos versículos más adelante (18,26), el arresto dentro del mismo huerto, puesto que hace decir a un siervo del sumo scerdote, cuando la negación de Pedro: “¿Acaso no te he visto yo con El en el huerto?”.
Las tradiciones primitivas y la topografía nos ayudarán a encontrar una
explicación al término empleado por Juan.

© franciscan cyberspot - text written by Albert Storme



  Gethsemane MainOther Santuaries  


 

Please fill in our Guest book form - Thank you for supporting us!
Created/Updated Monday, 22 May, 2005 at 11:54:33 pm by J. Abela, E. Alliata, E. Bermejo, Marina Mordin
Web site uses Javascript and CSS stylesheets - Space by courtesy of Christus Rex

© The Franciscans of the Holy Land

cyber logo footer